Foto de perfil

Xesca Jaume

Soy Xesca, diplomada en fisioterapia en el año 2007 por la Universidad de Vic. Desde que me diplomé hasta el 2019 mi carrera profesional se ha centrado siempre en el ámbito hospitalario, más concretamente en la rehabilitación de procesos neurológicos (especialmente daño cerebral adquirido y lesión medular) en fase subaguda. Por ello decidí especializarme en Neurorrehabilitación.

En el año 2010 realicé el postgrado de Fisioterapia en Neurología en la Facultad de Ciencias de la Salud Blanquerna (Universidad Ramon Llull). Además, me he formado en Basale Stimulatione, Kinaesthetics y Modelo Affolter.

Desde Fisioterapia Neuroactiva, pretendo dar una continuidad al tratamiento que han estado recibiendo las personas que sufren un proceso neurológico, pero fuera del entorno hospitalario, estableciendo objetivos claros según las necesidades de la persona y siempre fomentando la autonomía de la persona.

Además, también me gustaría llegar a esas personas que sufren alguna dolencia, ya sea por una disfunción mecánica o por un proceso inflamatorio. Siempre teniendo en cuenta a la persona como un todo. Para una buena atención a la persona es fundamental el trabajo en equipo y la formación continuada y, en Fisioterapia Neuroactiva, lo tenemos muy presente.

Ictus - Acv, TCE, tumor cerebral: Hemiplejias, hemiparesias, parálisis facial, reeducación de la marcha y el equilibrio.

Paraplejia, tetraplejia, espina bífida, traumatismo vertebro-medular, estenosis del canal medular.

Afectación a nivel del cerebelo, pudiendo provocar alteración de la coordinación, el equilibrio y el control motor.

Esclerosis múltiple, Parkinson, ELA: Mejora y mantenimiento de las capacidades físicas y funcionales.

Hipotonía (flacidez), hipertonía (espasticidad), distonía muscular, debido a alteraciones tanto del SNC como SNP.

Hipostesia (sensibilidad disminuida), anestesia (sensibilidad abolida), hipersensibilidad (percepción exagerada de uno estímulo táctil).

Contracturas musculares, puntos gatillo, ciáticas, lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias y escoliosis.

Sobrecargas musculares, tendinitis, epicondilitis, lesiones ligamentosas de la rodilla y/o del tobillo, micro-rotura fibrilar, etc.

Hombro doloroso, hernia y/o protusión discal, alteraciones de la articulación temporo-mandibular, lesiones de rodilla, etc.

El abordaje terapéutico se realizara en función del origen del dolor (muscular, nervioso, hormonal, etc.)